Comer en la Posada de los Aceiteros de Ahigal de los Aceiteros

Comer en la Posada de los Aceiteros, en Ahigal de los Aceiteros

Comer en la Posada de los Aceiteros, en Ahigal de los Aceiteros

Como muchos ya sabéis, en muchas ocasiones solemos viajar junto a otros compañeros, también bloggers, pertenecientes a Castilla y León Travel Bloggers; En esta experiencia gastronómica en la Posada de los Aceiteros de Ahigal de los Aceiteros, en Salamanca, estuvieron también presentes, pues estaba enmarcada en un viaje de oleturismo en esta parte de las Arribes del Duero salmantinos.
 

El aceite de oliva de las Arribes del Duero

En concreto en Salamanca, existen dos zonas oliveras; Una, en la conocida como Sierra de Francia, donde además cuentan con una almazara ecológica y que ya nos contaron en otro viaje. Y esta otra, en las Arribes del Duero; y fue esta la que conocimos en este viaje y que tan bien nos relatan nuestros amigos, en Las Arribes del Duero.

Olivares de la Sierra de Francia
 
Como ya nos descubrieron hace un tiempo, los amigos de Destino Castilla y León, en esa región se elabora un aceite de oliva virgen de grandísima calidad, si bien no en las cantidades que se realizan en el sur de España o en Italia.

Olivares de las Arribes del Duero
 

La Posada de los Aceiteros

El fin de semana que pasamos en Ahigal, nos alojamos en esta Posada de los Aceiteros; un antiguo edificio rehabilitado y transformado en un cómodo hotel rural de 5 habitaciones dobles completamente equipadas, que además cuenta con una taberna y un restaurante.

comer en la Posada de los Aceiteros
 
El nombre está dedicado a la tradición del aceite de oliva de la región, y sobre todo un homenaje, al estar en el único pueblo, al menos de España, que tenga en su nombre una relación con el aceite. Ahigal de los Aceiteros.
 

Comer en el restaurante de la Posada de los Aceiteros

En nuestro viaje, teníamos incluida la comida, la cena y el desayuno del día siguiente en la Posada. La verdad es que tenemos que reconocer que nos sorprendió gratísimamente los sabores y las presentaciones de los platos que salen de la cocina de esta casa.

comer en la Posada de los Aceiteros

Nos comentaron que suelen disponer de un menú del día con varios primeros y segundos a elegir, pero como éramos bastantes, pudimos elegir prácticamente toda la carta; y, a sugerencia del propietario de la Posada, nos prepararon los diferentes platos que fuimos pidiendo en formato tapa, de modo que nos quedó como un menú degustación.

Hay que indicar, que para cenar, el menú de la mañana, seguía estando disponible, pero se le añadían algunos platos más a elegir, por lo que vamos a juntar todos los primeros y los segundos.
 

Primeros platos del menú

Como ya os hemos dicho, para nosotros, nos prepararon los platos a modo de tapa. Así pudimos tomar unos calabacines rellenos, que se parecen a una receta que puedes consultar aquí; También tomamos un pastel de verduras con salsa rosa, que igualmente puedes aprender a hacer en casa. Otra tapa que nos prepararon fue unas milhojas de manzana y foie; Exquisitas. Otro gran entrante, unas patitas de pulpo braseadas, sobre una cama de patata gallega; y por último, unos hojaldritos rellenos de salado.

comer en la Posada de los Aceiteros
 
Es difícil decantarse por un único plato. La idea de presentárnoslo a modo de tapas de un menú degustación fue todo un acierto.
 

Segundos platos del menú

Para los segundos, cada cual eligió su propio segundo, pero pudimos capturar unas cuantas fotos de los compañeros, aunque no de todos los platos del menú. Así disfrutamos de unos escalopines de solomillo al cabrales, aunque también podríamos haber elegido combinarlos con unos pimientos del piquillo. Un estafado de rabo de toro; se salía del mundo. Unas chuletas de cerdo a la brasa y por último unas carrilleras al vino tinto, muy similares a las que os enseñamos a preparar.

comer en la Posada de los Aceiteros
 
Pues bueno, nuevamente es complicado decantarse por un único plato. En nuestro caso, tenemos debilidad por las carrilleras al vino tinto, pero el resto estaban igualmente exquisitos.
 

Y los postres

No os vamos a mentir, no elaboran allí las tartas ni torrijas que tienen; son de un obrador de la zona, pero igualmente totalmente caseros. Y se nota. Tomamos un par de variedades de tartas. Bueno, la verdad es que solo verlas es un placer.

comer en la Posada de los Aceiteros
 

El vino, un Juan Garcia local de la DO. Arribes del Duero

Aunque nos dieron varios vinos a elegir, nos decantamos por un vino local, el tinto Arribes de Vettonia, un vino de la variedad Juan García, la típica y autóctona de las Arribes del Duero. Esta bodega ya la habíamos conocido anteriormente gracias a Destino Castilla y León.

comer en la Posada de los Aceiteros
 

Situación de la Posada de los Aceiteros

Posada de los Aceiteros
Calle Sol, 16 (ver en un mapa independiente)
37248 – Ahigal de los aceiteros (Salamanca)
Telf.: +34 923 50 44 01 – 34 682 92 51 92
 
Nuestra experiencia en Las Arribes del Duero aquel fin de semana también nos llevó a comer en vecino pueblo de Lumbrales, pero eso, lo comentan mejor aquí. Así pues, las Arribes del Duero son un tesoro gastronómico por descubrir. ¿Qué otros sitios conoces en esta zona? ¿Cuál nos sugieres para ir a comer en nuestra próxima visita a las Arribes? Déjanos un comentario con tus experiencias.
 

2 thoughts on “Comer en la Posada de los Aceiteros, en Ahigal de los Aceiteros”

  1. Maravillosa experiencia, Manuel que es el propietario sé desvivió por qué estuviéramos como en casa, nos explicó la zona y nos recomendó cómo aprovechar al máximo nuestra visita. Somos 4 dos de ellos niños y la habitación es tremendamente amplia, todo limpísimo y cuidado.
    El desayuno y la cena espectaculares.
    No podemos poner ningún pero, se nota la gente que disfruta de su trabajo y lo agradecemos enormemente.

    Reply

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Buscador