La Nena Restaurante

La nueva propuesta de La Nena Restaurante (y que incluye caviar auténtico)

Cae la tarde en el cielo de Madrid. Cojo un taxi, llego tarde. Ya nada ha sido igual desde que llegó el SARS-CoV-2 a nuestras vidas. Al menos eso es lo que pienso de camino a La Nena Restaurante, un local de moda en la capital madrileña, situado en el residencial y tranquilo barrio de Arturo Soria.

Veo caras sonrientes, gente que brinda cóctel en mano y un personal de servicio que se mueve muy deprisa, ataviado con el auténtico y tan característico fajín rojo andaluz. Me encanta el ambiente. Parece que pese a todo, la alegría inunda este restaurante cordobés, nuevo en la ciudad.

Disfrutar de auténtico caviar en Madrid – Una nueva propuesta –

Dicen los rusos que la mejor forma de tomar el caviar fresco es untado en pan, con una ligera capa de mantequilla (o directamente sin ella) y disfrutarlo junto a una taza de té si es desayuno o champán (o su apreciado vodka) si hablamos del aperitivo.

Para ellos, lo ideal es que ningún otro sabor puede interponerse entre el caviar y su explosión aromática en el paladar.  Aunque esta afirmación no es del todo cierta, ya que al caviar se le puede combinar e introducir en muchos tipos de propuestas.

En este caso, La Nena Restaurante se ha arriesgado a presentar un nuevo plato de nombre algo rimbombante (pensarás), pero sencillo y delicioso al fin y al cabo.

Se trata de tres huevos camperos poché con velo de papada ibérica curada y Real Caviar Amur Beluga, que se montan sobre patata rostí, tuétano y crema de setas.

nuevo plato con caviar en LA NENA Restaurante (Madrid)

Es la nueva propuesta de La Nena (32€ la ración) elaborada con productos muy nuestros como el huevo y la papada ibérica, junto con el glamour del caviar que nos recuerda a los antiguos esturiones que antaño poblaban el río Guadalquivir.

Una original y sibarita receta con la que este restaurante cordobés, en alianza con la firma Real Caviar, pretende demostrar la versatilidad de este manjar, mucho más asequible en la actualidad para la hostelería y consumidor final, al tratarse de huevas obtenidas de esturiones criados en piscifactorías en el río Amur (frontera de China y Rusia), entre otras localizaciones alrededor del mundo.

Es una interesante forma de probar el auténtico caviar que se armoniza con el vino Palo Cortado “Gran Barquero” elaborado en la bodega Pérez Barquero, dentro de la Denominación de Origen Montilla-Moriles (Córdoba).

 

Vino palo cortado “Gran Barquero” DO Montilla Moriles

vino Palo Cortado "Gran Barquero" elaborado en la bodega Pérez Barquero,

Los vinos generosos de esta bodega cordobesa son menos conocidos que los jerezanos pero no por ello menos buenos. Se podría decir que es el “Rara avis” de los vinos generosos.

Procede de una cuidada selección de botas atípicas de vinos viejos sometidos a crianza oxidativa. Un palo cortado que busca en diferentes botas vinos de crianza oxidativa – vinos viejos envejecidos (sin flor) – con cierto carácter biológico y una finura especial.

El resultado: un ensamblaje de diferentes criaderas y soleras y una edad media de 25 años.

Tiene un color naranja límpido y brillante y una nariz elegante, sutil e insinuante. En boca es de cuerpo medio a completo, con ciertos aromas a melocotón.

Además, con la presentación de este nuevo plato disfrutaremos de un cóctel de autor creado expresamente para la ocasión y de los excelentes productos ibéricos de montanera de COVAP.

Como ya estarás imaginando, la experiencia me hizo olvidar la dureza del momento que vivimos. La música de aire flamenco, la preciosa vajilla cordobesa de intensas tonalidades, los detalles sureños y el brillo y simpatía de los allí presentes hizo de la velada un momento de verdadero olvido y respiro.

Si estás buscando un restaurante con una carta atrevida, la que escribe estas líneas te recomienda La Nena. Y si quieres probar caviar auténtico, ya sabes donde, no digas luego que no te avisé. 😉

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Buscador