Portada del Crianza Ángel Santa María Crianza de Pagos de Leza

Comentario de la degustación del Crianza Ángel Santamaría de Bodegas Pagos de Leza

degustación del Crianza Ángel Santamaría de Bodegas Pagos de Leza

Da gusto jugar sobre seguro. Estas navidades nos hemos vuelto a hacer con botella del tinto Crianza Ángel Santamaría; un vinazo procedente de la Bodega Pagos de Leza, en la Rioja Alavesa. Este vino lo conocimos hace algo más de un año durante la celebración de los Premios Internacionales de la Comunicación Turísticas, PICOT 2015.
 

La Rioja Alavesa

La zona comprendida entre la Cordillera Cantábrica y el río Ebro ha sido siempre un territorio histórico de Álava. Una tierra con una climatología y un sustrato de suelo arcillo-calcáreo, perfecto para la elaboración de vinos, que se viene practicando desde hace siglos en sus encantadoras villas medievales entre viñas.
 

Bodega Pagos de Leza

La Bodega Pagos de Leza enclavada en la Rioja Alabesa nace a los pies de la Cordillera Cantábrica. Desde una zona que hace las veces de un gran mirador natural de estas montañas, a la vez que regalan una bonita vista, protegen de los fríos y húmedos vientos del norte.

Bodegas Pagos de Leza

En su entorno, la historia ha querido ir dejando sus huellas, muchas muy visibles como dólmenes, ermitas, asentamientos prehistóricos, pueblos medievales,.. En este entorno nació esta bodega, hace cuatro generaciones, que siguen elaborando los vinos con la más alta tecnología y el respeto más cuidadoso de la tradición.

Bodegas Pagos de Leza
 

Comentario de la degustación del Crianza Ángel Santamaría de Bodegas Pagos de Leza

Denominación de Origen: Procedente de la DOCa La Rioja.
Variedad de uva: Monovarietal de uva tempranillo de grano menudo de viñas de viejas.
Elaboración: Vendimia seleccionada, con una maceración de 22 días y una crianza en barrica francesa durante al menos, 12 meses y paso en botella mínimo un año.

Botella del Crianza ángel Santanamaía de Bodegas Pagos de Leza
 

Características

Visualmente presenta un color rojo picota muy colorido limpio y brillante que pese al paso por barrica, aún conserva algún reflejo violáceo en la corona. Tiñe perfectamente la copa con una capa media alta.

Aromáticamente es intenso, con predominio de frutas rojas, aunque en equilibrio con los típicos toques más tostados procedentes de la barrica.

En boca es sedoso, con un paso rápido y nada áspero. Bien estructurado con un postgusto largo.

Botella del Crianza ángel Santanamaía de Bodegas Pagos de Leza
 

Nuestras impresiones

Este vino pese a proceder de la Rioja no es un típico vino de esta Denominación. Es mucho más afrutado de lo que esperábamos, lo cual agradecemos. Aunque la presencia de la barrica es palpable, no abruma y permite a la fruta seguir presente. Esto además de frescor, lo hace más fácil de tomar.

Valoración de 4 sobre 5 para este vino

No le damos la máxima calificación de nuestra escala, aunque se cuela por mérito propio en un selecto club de grandes vinazos, por su sabor, sus aromas, en un vino casi de autor que solo es fiel a sí mismo. Y eso que ya lo conocíamos de otras ocasiones.

Propuesta de maridaje

Aunque estamos frente a un crianza de La Rioja, como hemos destacado, la fruta no está enterrada entre la madera. Y eso lo hace más versátil, siendo perfecto desde un chateo informal, un coctel, o una comida tradicional de carnes. Pero ese puntito extra de frescura, nos da una gama mayor de posibilidades que no están al alcance de otros Riojas, como carnes blancas, legumbres, guisos o pasta.

Botella del Crianza ángel Santanamaía de Bodegas Pagos de Leza
 
En nuestro caso, tomamos este gran vino en una comida familiar, donde disfrutamos primero de unos aperitivos fríos, en el que había jamón ibérico, calamares, ensaladilla rusa, langostinos,.. Pero donde mejor brillo fue con el plato principal, un asado de lechazo. Así este vinazo funcionó perfectamente desde el principio hasta el final de la comida, rompiendo con los blancos para el entrante; y tintos para el principal.

En nuestra opinión, siendo más cercanos a las elaboraciones de tintos de la Ribera del Duero, con este crianza de Bodegas Pagos de Leza, tenemos que romper una lanza a favor de los vinos de La Rioja, ya que no todos los vinos son un abuso de la crianza en barrica, que en algunos casos terminan ocultando que el vino, es un derivado de la uva.

Ya sabes que nos gustan los vinos donde hay madera, pero que siga habiendo fruta. ¿Te gustan los vinos de la Bodega Pagos de Leza? ¿Qué otros vinos de la Rioja nos recomendarías? Déjanos un comentario con tus sugerencias.

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Buscador