Involtini di pollo, tacchino e formaggio - A Tavola con il Conte

Involtini di pollo, tacchino e formaggio

Involtini di pollo, tacchino e formaggio

Como nos gusta mejorar día a día, cuando podemos repasamos publicaciones antiguas para mejorarlas y hacerlas más atractivas para vosotros. En este ocasión, hemos revisado y mejorado, eso esperamos, una de nuestras recetas más interesantes, que proceden de la gastronomía italiana; Unos Involtini di pollo, tacchino e formaggio; una receta interesante que puedes encontrar sugerida en algunas dietas, como la Dieta Keto o la Dieta de los 31 días.

Podemos aseguraros que esta receta la usamos incluso cuando no estamos probando una dieta, porque está muy sabrosa; y en el caso de hacer dieta, ¿qué mejor hacerlo sin renunciar al sabor?

Origen de la receta

Esta receta la conocimos hace muchos años viviendo en Italia, y aunque estamos acostumbrados a asociar la cocina italiana con pasta y pizza, la cocina italiana es mucho más rica y variada de los que pueda parecer. Su elaboración, está basada en rollitos de pechuga de pollo, que envuelven a otros ingredientes y son típicos del sur de Italia; Guardando la distancia, podrían tener relación con los flamenquitos que hacen en el sur de España.

presentación original de la receta de Involtini di pollo, tacchino e formaggio

La verdad es que una forma simple, pero sabrosa, porque permite conservar los sabores y aromas dentro del ingrediente original. Además, esta receta la redescubrimos realizando la Dieta de los 31 días, de la dietista Ágata Roquette. Y la volvimos a ver, con ligeras modificaciones en la Dieta Keto, que está muy de moda.

Ingredientes de estos Involtini di pollo, tacchino e formaggio

  • Filetes de pechuga de pollo finos.
  • Fiambre de pollo loncheado.
  • Lonchas de queso.
  • Especias a gusto, pero, al menos pimienta negra, orégano y perejil picado.
  • Una pizca de sal.
  • Aceite de oliva extra virgen.
  • 1 cebolla mediana.
  • 2 tomates maduros.

 
Ingredientes para preparar unos Involtini di pollo, tacchino e formaggio
 

Cómo elaborar unos involtini di pollo, tacchino e formaggio

1.- Vamos a partir de filetes de pechuga de pollo muy finos, o bien con un rodillo luego estirarlos un poco. Esto hace que se puedan enrollar mucho más sencillamente. Además, vamos a aprovechar para salpimentarlos al gusto y añadir las especias que más os gusten.

2.- Sobre estos filetes de pechuga, colocamos una loncha de fiambre de pavo y las lonchas de queso. Si te gusta el queso, mucho, pon dos lonchas. Es interesante que dejéis como un centímetro la pechuga de pollo, para que se cierre sobre sí misma.

3.- A continuación, con papel de aluminio o papel film transparente sobre el conjunto, y pasamos un rodillo, como el de estirar la pizza, sobre el conjunto de pechuga de pollo, el fiambre pavo (el tacchino) y las lonchas de queso. Esto hace que se estire un poco más y nos hará más fácil hacer unos rollitos de carne con queso.

4.- Una vez que tenemos todos los rollitos, podríamos pincharlos con un palillo para que no se desmoronen en la sartén, pues vamos a freírlos con una gota de aceite de oliva. Queremos que queden doraditos por fuera, pues solamente la carne de pollo es la que está cruda. Al ser unos filetes finos, se hacen enseguida.

5.- Freímos hasta dorar el exterior en la sartén con aceite de oliva caliente, y luego los reservamos para usar más tarde.

Freimos los rollitos de pollo rellenos en una sartén

6.- En la misma sartén, podemos añadir un poco más de aceite de oliva. Y luego vamos a pochar a fuego medio con una pizca de sal la cebolla que habremos troceado al gusto. Luego el tomate natural troceado. El tomate maduro tarda mucho menos en freírse, por lo que antes de añadirlo, comprobad que la cebolla está transparente.

Reservamos los rollitos y en la misma sartén, freimos cebolla y tomate

7.- Cuando casi se deshaga el tomate haciéndose salsa, añadimos los rollitos de carne que teníamos reservados. Los metemos en la mezcla de cebolla y tomate y tapamos por unos 5 minutos a fuego suave para que se integren los sabores. Tras esto, ya estarán listos para servir.

Integramos los rollitos en la salsa de tomate

A la hora de servir, nosotros en un plato ancho, hacemos una cama de salsa de tomate; sobre esta, colocamos dos o tres rollitos de pechuga de pollo, pavo y queso y luego le damos un toque de sabor y color con albahaca y perejil; aunque esto es opcional y al gusto de cada cual.

Adicionalmente, hemos espolvoreado queso rallado a la hora de servir. Este toque le da un gusto muy bueno, pues el queso y el tomate son sabores que se complementan.

Propuesta de maridaje

Esta receta la hemos hecho con dietas, por lo que no nos quedaba más remedio que tomarla con agua. Pero eso no quita que podáis fuera de esta circunstancia, buscar un maridaje con un vino o una cerveza. Estos involtini di pollo, tacchino e formaggio los hemos llegado a maridar con cervezas suaves y al no ser unos sabores potentes han armonizado bien. Igualmente, con un vino tinto joven.

Maridamos los involtini di pollo, tacchino e formaggio con el vino tinto joven

En esta última ocasión que hemos documentado, nuestro maridaje ha sido con un vino tinto joven de la DO. Navarra; el Vega del Castillo Rosado Lágrima de Bodegas Vega del Castillo, que conocimos en Olite, viajando con nuestros amigos de Destino y Sabor, del que ya te hablamos. Afortunadamente estos involtini no son muy fuertes de sabor, porque el vino se quedaba ligeramente corto, pero con un rosado fresco, mismamente el de la misma bodega, hubiera sido perfecto.
 
 
Y como podéis comprobar, se pueden hacer dietas sin tener que renunciar a comer sabroso. Con estos involtini di pollo, nosotros hemos comido muy bien, sano y bien rico, por lo que ha terminado siendo una receta de nuestro día a día, al ser además bastante rápido de preparar.

¿Y vosotros? ¿Habéis probado a hacer esta receta alguna vez? ¿Cómo os fue la experiencia, os gustaron? Qué otras recetas sanas y de dieta nos sugerirías para hacer dieta comiendo bien.

2 thoughts on “Involtini di pollo, tacchino e formaggio”

    • Efectivamente, así estaría aún más perfecto, pero hemos querido dejarla más ligera, para entrar dentro de una receta de dieta. Pero, tienes toda la razón, eso le daría un toque mucho más sabroso.

      No obstante, así queda también muy bueno. Gracias por comentar.
      Un saludo.

      Reply

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Buscador