Bacalao del restaurante Doña Negra de Toro - La mesa del Conde

Cena en el Restaurante Doña Negra de Toro

Cena en el Restaurante Doña Negra de Toro

Hace apenas unos días, antes de que nos impidieran salir, tuvimos la suerte de disfrutar de una experiencia gastronómica y enológica de la mano de la Ruta del Vino de Toro. Allí, entre las muchas experiencias que pudimos realizar, pudimos conocer la gastronomía local de la mano del Restaurante Doña Negra, en Toro. Un lugar donde cocina internacional y tradición se conjugan para lograr una gastroexperiencia única.

La Ruta del Vino de Toro

Tal y como podéis también conocer por nuestra experiencia en el Restaurante Mesón La Esquina de Colás, en la Ruta del Vino de Toro no solo hay bodegas, si no que la gastronomía cuenta una importante baza de cara a crear una experiencia de enoturismo global.

Colegiata de Toro – Destino Castilla y León
Colegiata de Toro – Destino Castilla y León

Y es que, el enoturismo, tal y como indican los compañeros de viajes de Destino Castilla y León, es un 80% turismo, con todo lo que implica; y solo un 20% vino, aunque sin duda son conceptos complementarios y el vino sea la excusa para conocer el origen y realizar turismo rural.

Gastronomía en Toro

Toro, como destino enoturístico de importancia, con un gran patrimonio en forma de iglesias románicas y mudéjares de gran valor, como la Colegiata; es un destino turístico importante, además de ser cabeza de comarca.

Esto hace que exista una oferta gastronómica bastante competitiva que atrae tanto a viajeros que vienen a conocer la zona, como a gente local.

De tapeo por Toro - Imagen de Destino Castilla y León
De tapeo por Toro – Imagen de Destino Castilla y León

Especialmente, aunque no únicamente, en torno a la plaza mayor de Toro existe una gran tradición de bares y restaurantes de tapeo, dedicados “al vermut” del fin de semana, aunque la oferta está siempre disponible con un gran nivel de tapeo. A nivel de restauración, es una auténtica potencia, pues son muchos y muy buenos los restaurantes de Toro; como este Doña Negra.

Restaurante Doña Negra

Con la de veces que habíamos visitado Toro con antelación, nunca habíamos descubierto este restaurante, y la verdad es que está muy bien. Este restaurante Doña Negra está situado en una de las bodegas que se extiende bajo la segunda muralla defensiva de la ciudad; concretamente entre las puertas del Reloj y la Puerta de Trascastillo, en la calle Odreros, 10.

Entrando en el Restaurante Doña Negra de Toro - La mesa del Conde
Entrando en el Restaurante Doña Negra de Toro – La mesa del Conde

Al exterior no hay mucha fachada, pues nada más entrar es preciso bajar unos escalones que no llevan a un amplio salón, aunque salpicado de columnas de piedra que sostienen la construcción antigua que está arriba.

El estilo de la cocina del Restaurante Doña Negra

A diferencia de lo que vimos en la experiencia previa, la cocina de este restaurante se caracteriza más por una reinterpretación moderna y actual de la gastronomía clásica, en un enfoque mucho más internacional.

Comedor del Restaurante Doña Negra - La mesa del Conde
Comedor del Restaurante Doña Negra – La mesa del Conde

Así, es posible salirnos de los clásicos platos de cuchara y las carnes, aunque estas piezas están presentes en forma de parrilla argentina. Y es que el equipo de este restaurante tiene una procedencia latinoamericana, por lo que fusionan ambos estilos.

Nuestro menú

A esta cena llegamos con el estómago bastante cerrado, pues durante toda la jornada habíamos comido y bebido bastante, por lo que no resultaba aconsejable pasarse mucho.

Nuestras opciones, fueron primeros platos a compartir, a modo de entrante; y un principal ligero para cada uno.

Un aperitivo

A modo de cortesía, nos trajeron un aperitivo consistente en una crema de puerro y calabaza caliente. El día había sido duro y frío, así que este aperitivo fue de agradecer, ya que entona el cuerpo y te ayuda a esperar a que vengan los platos.

Aperitivo de crema de puerro y calabaza - La mesa del Conde
Aperitivo de crema de puerro y calabaza – La mesa del Conde

Entrante, crêpe de boletus

Hay que decir que la ración de este crepê es bastante grande. Realmente es casi un plato único para cenar si eres de los que comen poco.

No obstante, el crêpe rellenoestaba muy bueno, pero para nuestro gusto, no compartido por todos lo comensales, el boletus no lo encontramos. Era un buen plato de un crêpe francés salado, con un relleno de setas, excesivamente ligero, con una salsa ligera y un montón de queso gratinado.

Crêpes de boletus - La mesa del conde
Crêpes de boletus – La mesa del conde

Nos faltó encontrar el boletus, y un exceso de queso hacía pesado y ocultaba el sabor del relleno de crêpe. No lo terminamos de entender.

Principal, Pulpo braseado con spaghetti ai nero di seppia

Con este plato nos cuesta entender lo que querían mostrar. El pulpo braseado estaba muy bueno, pero no se ligaba con unos spaghetti ai nero di seppia, que además estaba salseado con un pesto ligero con brócili.

Pulpo braseado con spaghetti ai nero di seppia - La mesa del conde
Pulpo braseado con spaghetti ai nero di seppia – La mesa del conde

Son sabores muy compatibles, pero las texturas logradas tampoco terminaron de casar. Este plato es para comerlo en dos tiempos, pues está muy bueno, pero no como lo presentan.

Principal, Steak tartare

Nuevamente, no acertamos en la definición de este plato, ya que la carne, que estaba exquisita, estaba sazonada con una alioli de cítricos y en que no encontramos el huevo.

Steak Tartare - La mesa del Conde
Steak Tartare – La mesa del Conde

Lo que no nos gustó fueron dos puntos esenciales. El primero, imperdonable, la carne estaba picada, no cortada a cuchillo; esto lo hace muy sedoso y fácil de comer, pero le hace perder la esencia del Steak Tartare.

El segundo apunte fueron los toques cítricos, que por otra parte eran súper refrescantes y súper buenos, no nos recordaban a Steak Tartare, si no a ceviche de carne. Que no tendría nada de malo, de haberlo nombrado correctamente. El ceviche es una técnica que se puede aplicar a muchos alimentos, y está deliciosa, como este caso. Pero, no lo llames Steak Tartare, si no Ceviche de Carne.

Principal, Trilogía de arroz con bacalao sobre cama de arroz

Si bien hasta ahora, no podemos dedicar más que un correcto, este plato fuera de carta y que procede de unas jornadas gastronómicas de bacalao es espectacular. Solamente por esto, hay que venir a comer a este restaurante.

Taco de bacalao sobre cama de arroz - La mesa del Conde
Taco de bacalao sobre cama de arroz – La mesa del Conde

Unos trozos grandes y de calidad, con unas lascas que se mantienen enteras. Una salsa que se une a un arroz al punto. Impresionante. Este plato sí que fue un acierto.

Postres

Siempre se ha dicho que es bueno dejar un hueco para los postres. Este es un buen ejemplo. Pedimos algo variado y muy ligero. En su punto exacto de dulzor que permitían todavía armonizar con el vino, un verdejo de la DO. Toro, que es menos ácido que el de Rueda, aunque igualmente seco.

Postres de la cena en el Restaurante Doña Negra - La mesa del Conde
Postres de la cena en el Restaurante Doña Negra – La mesa del Conde

Así, disfrutamos de unos helados de frambuesa y nata; un coulange de chocolate y un sorbete. Todo muy fresco y casero.

Armonía con el vino

Bien, estamos con la Ruta del Vino de Toro, por lo que el vino, aunque ya lo adelantamos, fue un vino blanco de la variedad verdejo, aunque de Toro, lo que lo hace ligeramente distinto al clásico verdejo de Rueda.

Vino blanco verdejo de la DO. Toro - La mesa del Conde
Vino blanco verdejo de la DO. Toro – La mesa del Conde

No es ni mejor ni peor, diferente. Si bien por la variedad nos vamos a encontrar un vino fresco y afrutado, con una acidez buena, no va a resultar tan ácido como los de Rueda, lo que redunda en una menor amargura final que caracteriza a los vinos de Rueda. Es un vino seco, por lo que es perfecto para acompañar de principio a fin una comida.

Situación del Restaurante Doña Negra

Restaurante Doña Negra
Calle Odreros, 10 (ver en un mapa)
49800 – Toro, Zamora
 
 
Y hasta aquí nuestra experiencia gastronómica en este restaurante. Aunque duros en la crítica, queremos destacar el buen servicio prestado, que es de agradecer. En cocina habríamos hecho algunos cambios ligeros para ajustar con nuestro paladar; pero, en general, salimos satisfechos con un buen menú que cumplió lo esperado.
 
¿Y vosotros? ¿Conocías la oferta gastronómica de Toro? ¿Y este restaurante Doña Negra? ¿Qué os pareció? Dejadnos un comentario con vuestras impresiones. Seguro que son interesantes.

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Buscador