Gazpacho andaluz casero

Receta de un gazpacho andaluz

Llega el verano y aunque vamos a estar en “la nueva normalidad”, hay cosas que no cambian, como son algunas perlas gastronómicas. En este caso, vamos a realizar una revisión, que va a llegar con casi un año de retraso, pero ahora es el momento, de la receta sobre cómo preparar un delicioso gazpacho andaluz.

Vamos a seros sinceros, este gazpacho está buenísimo, especialmente porque desde el año pasado contamos con una pequeña huerta que nos proporciona durante todo el verano tomates, calabacines y pimientos entre otras cosas, siempre perfectos y en su momento óptimo. Dado que es una receta que lo esencial es el producto, esto nos permite tener un gazpacho delicioso.

Origen de la receta

Como en muchos casos, no es hasta el descubrimiento de América cuando la receta del gazpacho toma su forma definitiva. Esto se debe a que aunque ya en época romana, también adoptado por el Al-Ándalus, se hacía una especie de sopa de verduras frescas, pero la llegada del tomate, la receta adquirió la forma que conocemos.

Receta de gazpacho

Un dato curioso es que aunque la versión más extendida es la llamada andaluza, muy triturada, en cada región de España poseen diferentes versiones que matizan el gazpacho.

Así en Cádiz y Jaén se transforma en un pipirana, menos picado y con atún; en Castilla la Mancha y Murcia añaden algo de carne, en Salamanca y Extremadura le añaden cerezas o en Ávila, cuyos trozos son de mayor tamaño, y añaden pimentón de la Vera.

Ingredientes para preparar Gazpacho andaluz

 

  • 1 kg. de tomates maduros.
  • 1/2 cebolla.
  • 1/2 pimiento rojo.
  • 1/2 pimiento verde.
  • Medio calabacín
  • Sal marina
  • Aceite de oliva extra virgen.
  • Vinagre de vino, aunque nosotros hemos usado vinagre al balsámico de Módena.
  • 1 litro de agua.

Preparar un gazpacho andaluz

Cómo elaborar un gazpacho andaluz casero

1.- Vamos a usar como herramienta de trabajo el complemento de la batidora de triturar, pero podrías usar directamente la minipimer o una licuadora. Si no queréis, no hace falta pelar los tomates, pues la potencia de estas máquinas es suficiente como para que no sean un problema, y así son más sanos. Si además estamos en el mejor momento de la temporada, estarán más maduros y en su punto.

Aunque vale cualquier variedad de tomate para el gazpacho, los mejores tomates que hemos probado, son de la variedad ‘pera’, pero puede ser porque estaban recogidos de la planta el día anterior.

2.- Lavamos, eso sí, los tomates y los cortamos en trozos. Esto ayudará a la máquina a conseguir más rápidamente la textura adecuada. Cortamos la media cebolla, que en este caso hemos usado una cebolla morada. Lavamos y cortamos los pimientos, extrayendo las pepitas, que no aportarán nada de sabor y que pueden dar un sabor amargo poco interesante. El calabacín lo pelamos y lo troceamos.

3.- Con todas las verduras en el recipiente de triturar, el que halláis elegido para ello, vamos a triturar las verduras hasta que quede un conjunto homogéneo y más o menos denso.

Preparamos los ingredientes para triturar

4.- Añadimos el aceite de oliva virgen extra, la sal y el vinagre. Y volvemos a mezclar y observamos cómo queda la textura.

Corregimos con aceite de oliva y vinagre

5.- Si os queda demasiado pastoso, que es lo más probable, podemos ir añadiendo poco a poco agua hasta ajustar la textura final deseada. Igualmente, podéis ir probando cómo va de sal y si es necesario, corregir. Cuidado con pasarse con la sal o el agua, porque luego es complicado volver atrás.

Volvemos a mezclar

6.- Tan solo nos quedaría preparar unos tropezones para acompañar. Podéis usar tacos de jamón ibérico, o restos de verduras picadas en trozos pequeños, mezclados y variados, o también, lo hemos visto, aunque no nos convence, con taquitos de pan.

Propuesta de presentación y maridaje

Durante mucho tiempo no supimos con qué armonizar un gazpacho o una ensalada fresca, ya que el compañero ha de aportar frescura. Ahora estamos convencidos que un buen maridaje para este gazpacho sería un vino muy fresco, tipo verdejo o albariño,.. pero el mejor maridaje, un cava o un vino espumoso.

Presentación de un gazpacho andaluz casero

Aunque en general nos gustan los vinos espumoso secos o semisecos, esta ensalada necesita algo con más agarre, por lo que nos vamos a decantar por un brut, como el Vino Espumoso Cantosan o el Vino Espumoso Ariadne.

Y así se prepara. Si los vegetales son frescos y están maduros, verás que se prepara en muy pocos minutos y tras dejarlo enfriar en la nevera, está buenísimo y sanísimo. Ya no hay escusas para comprar el del supermercado cuando lo puedes hacer casero y bien bueno.

Y vosotros, ¿Soléis hacer gazpacho andaluz casero? ¿O bien “su hermano”, el salmorejo? ¿Cuál os sale mejor y cuál os gusta más? Dejadnos un comentario con vuestras experiencias y gustos.

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Buscador