Spaghetti Cacio e Pepe - La mesa del Conde

Spaghetti cacio e pepe

Spaghetti cacio e pepe

Queremos compartir con vosotros una receta súper clásica de la gastronomía italiana que no es de las más conocidas fuera de la península itálica; Spaghetti cacio e pepe, unos spaghetti con queso y pimienta. Una gran receta que solo usa estos ingredientes tres ingredientes.

Origen de la receta

Esta receta de pasta tiene su origen en la zona central de Italia, similar a los Spaghetti all’Amatriciana, de hecho, la denominación cacio e pepe no es Italiano, si no en dialectos de las regiones de Lazio, en la zona próxima a Roma.

Bucatti Cacio e Pepe - Imagen de giallozafferano.it
Bucatti Cacio e Pepe – Imagen de giallozafferano.it

En cuanto los ingredientes originales, el tipo de queso ideal es un queso Pecorino Romano, un queso de oveja ligeramente salado y de sabor intenso, algo que vamos a buscar. Otras opciones interesantes, aunque no perfectas, es usar quesos de vaca, como el Grana Padano o el Parmigiano Reggiano (queso Parmesano). Correctos, pero no es lo mismo.

Ingredientes de los Spaghetti cacio e pepe

  • Spaghetti finos con mucho almidón.
  • Granos de pimienta.
  • Queso semi curado de oveja, ideal el pecorino romano.
  • Agua, sal marina fina y aceite de oliva virgen extra.

 
Sí, tan solo estos pocos ingredientes. Todo está en la técnica, que no es tan fácil como pueda parecer.

Ingredientes de nuestros Spaghetti Cacio e Pepe - La mesa del Conde
Ingredientes de nuestros Spaghetti Cacio e Pepe – La mesa del Conde

Cómo elaborar unos Spaghetti caccio e pepe

1.- Lo primero que vamos a preparar es la cocción de la pasta. Es aconsejable que los spaghetti no sean muy gruesos. En una olla pondremos a calentar agua con una pizca de sal y aceite de oliva virgen extra. Pero en una cantidad inferior a lo habitual.

Ponemos a cocer agua para la pasta en una olla - La mesa del conde
Ponemos a cocer agua para la pasta en una olla – La mesa del conde

2.- Como cuando os hablamos de los trucos para darle sabor a la pasta al estilo italiano, si además de agua, hacéis que sea ligeramente un caldo, le aportamos algo de sabor a la pasta y sobre todo a lo que vamos buscando, usar esa agua de cocer la pasta.

3.- Mientras se cuece la pasta, vamos a aplastar los granos de pimienta ayudados de una tabla.

Aplastamos los granos de pimienta negra - La mesa del conde
Aplastamos los granos de pimienta negra – La mesa del conde

4.- En una sartén amplia, vamos a tostar esa pimienta aplastada. Veréis cómo desprende un aroma súper potente esa pimienta.

Tostamos la pimienta aplastada - La mesa del Conde
Tostamos la pimienta aplastada – La mesa del Conde

5.- Veremos cómo, al cocerse la pasta los minutos recomendados por el fabricante, se desprende una “espuma” blanca. Eso es el almidón de la misma pasta. Lo vamos a recoger y servir en la sartén donde estábamos tostando la pimienta. Veréis como al removerlo con la pimienta, se va espesando y creando una salsa cada vez más ligada.

Añadimos el agua de cocer la pasta a la pimienta tostada - La mesa del Conde
Añadimos el agua de cocer la pasta a la pimienta tostada – La mesa del Conde

6.- Una vez cocida la pasta, reservamos más caldo de cocer la pasta, que esté muy caliente. Lo vamos a reservar mientras mezclamos los spaghetti en la sartén con la salsa de pimienta.

7.- Con el agua muy caliente, calentadla de nuevo si es necesario, la mezclamos con el queso rallado. La idea es que se funda. Y rápidamente lo incorporamos a la sartén donde están los spaghetti. Toca removerlo mucho para que se espese un poco más esa salsa y se integre con la pasta.

Añadimos el caldo muy caliente en el queso antes de incorporarlo a la pasta - La mesa del Conde
Añadimos el caldo muy caliente en el queso antes de incorporarlo a la pasta – La mesa del Conde

El siguiente paso será simplemente, una vez todo bien integrado, servirlo en un plato hondo, que almacena mejor el calor. Y si os apetece, decorar con un poco perejil y más queso.

Propuesta de armonía

Esta propuesta de pasta italiana es sumamente sencilla, una vez que le pillas el tranquilo. Es potente de sabor pese a lo sencilla que parece ser, por lo que te pide un vino con estructura capaz de compaginarse con este plato de pasta tan especial.

Presentación y armonía de estos Spaghetti cacio e pepe - La mesa del Conde
Presentación y armonía de estos Spaghetti cacio e pepe – La mesa del Conde

Como para pillarle “el tranquilo“, lo hemos repetido en varias ocasiones, nos ha permitido realizar diversas armonías; desde las más frescas, como con un espumoso seco, a vinos tintos con crianza y rosados. Sin duda las mejores armonías han sido con vinos de guarda con crianzas. Por ejemplo, cómo te comentamos en la vídeo cata del Bodegas Tarón, Cepas centenarias 2015. Un vino potente, para un plato potente. Todo muy bien equilibrado.
 
 
Y como veis, esta receta es súper sencilla de preparar, aunque requiere una cierta práctica para hacerlo correcto y disfrutar de la máxima expresión de un plato como este. Y por supuesto, como en el caso de la pasta carbonara, si os la ofrecen con nata, no es original ni es la correcta.
 
Y vosotros, ¿Conocías esta receta de Spaghetti cacio e pepep? ¿Habías odio cómo conjugar tan solo dos ingredientes para hacer un verdadero plato de pasta italiana? Contadnos cómo os gusta preparar la pasta en un comentario.
 

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Buscador