Spaghetti carbonara - La mesa del Conde

Spaghetti carbonara original

Portada de Spaghetti Carbonara original

Existe un mito; que, aunque se ha desmentido en innumerables ocasiones, parece que ha quedado en la mente colectiva, y es que la carbonara es un plato de pasta italiano con una salsa de crema de leche o con nata. En absoluto. Y mirad que se puede versionar con diferentes cosas. En esta ocasión vamos a ir a la pureza del plato, con unos Spaghetti Carbonara clásicos y originales; esperamos que nadie pregunte por la nata.

Índice de contenidos

Os compartimos este índice de contenidos con los principales hitos de esta publicación.

Como siempre, pulsando en cualquier de estos hitos, podéis visitar ese contenido directamente. Buon apettito!

Origen de la receta

Para no repetirnos mucho, os referenciamos para mayor detalle a las publicaciones previas de spaghetti carbonara clásicos de este gastrosite, aunque lo vamos a resumir que es un plato, no una combinación de pasta y salsa, de origen en el centro de Italia, en la región del Lazio, donde se localiza Roma.

Armonía de los Spaghetti Carbonara - La mesa del Conde
Spaghetti Carbonara – La mesa del Conde

La evolución de la pasta fue la siguiente; una combinación de queso y pimienta, unos spaghetti caccio e peppe; añadiendo pancetta, tenemos una carbonara. Si quitamos el huevo y lo sustituimos por tomate, spaghetti al’amatriciana.

En este gastroblog ya os hemos contado dos versiones diferentes de esta pasta. El primero, muy innovador y que respetando la esencia original tiene bastante originalidad, penne carbonara de pescado, distinto pero muy sabroso. Y la receta que nos enseñó la madre de un amigo en Roma, unos spaghetti carbonara clásicos, que además de pancetta, le añadía unos champiñones. La verdad es que queda muy bueno también; original, aunque no la clásica pasta carbonara.

Ingredientes para hacer unos Spaghetti Carbonara

  • Pasta larga, Spaghetti, tagliatelle o linguini.
  • Careta de cerdo o guanciale; sustituible por panceta o bacon.
  • Queso de oveja pecorino rallado.
  • Huevos de gallina.
  • Pimienta negra recién molina.
  • Vino blanco seco para cocinar.
  • Agua, sal y aceite de oliva virgen extra.
Ingredientes de Spaghetti Carbonara original - La mesa del Conde
Ingredientes de Spaghetti Carbonara original – La mesa del Conde

Lo original es usar guanciale, que es la careta del cerdo blanco, pero si no tenéis, porque no se encuentra en todas partes, se puede sustituir por panceta.

Cómo preparar Spaghetti Carbonara auténticos

Vais a comprobar que es una de las pastas italianas más sencilla y rápidas de preparar, aunque tiene su técnica; aunque os vamos a dar algunos consejos que hemos aprendido con la experiencia.

1.- Vamos a empezar cortando el guanciale o careta de cerdo en tiras pequeñas. Es sustituible por panceta, o como se dice en italiano, pancetta. Una vez cortado, lo vamos a sofreír en una sartén amplia con un poco de aceite de oliva virgen extra. Vamos a dejar que se funda ligeramente la grasa de esta parte del cerdo.

2.- Una vez salteada bien la panceta, otro truco que aprendimos es añadir un vaso de vino blanco seco. Nuevamente no es imprescindible, pero le aporta sabor. Vamos a dejar que se evapore todo el alcohol y se seque parcialmente de líquido.

Sofreímos la panceta y le ponemos un poco de vino blanco seco - La mesa del Conde
Sofreímos la panceta y le ponemos un poco de vino blanco seco – La mesa del Conde

3.- En una olla grande, calentamos agua con una pizca de sal. Nosotros solemos freír previamente algún resto “feo” de verduras y un poco de aceite de oliva virgen extra y unas especias, para hacer un caldo un poco más sustancioso. No es imprescindible, pero luego ese caldo, junto al almidón que suelta la pasta, aporta sabor al plato.

Cocemos la pasta en un caldo - La mesa del Conde
Cocemos la pasta en un caldo – La mesa del Conde

4.- Cocemos la pasta. Un par de minutos de menos de lo que indique el fabricante, porque la vamos a terminar de poner en su punto, nosotros la tomamos aldente, en la sartén con la panceta.

5.- En paralelo cascamos unos huevos de gallina en un bol mediano. Se dice por ahí que solo usamos las yemas. A nosotros nos dijeron en Roma que eso era una tontería, pues en tiempos de penuria no se puede desperdiciar alimento; así que todo junto. Añadimos queso de oveja en polvo o rallado.

Lo ideal un pecorino romano, o un parmesano, aunque este último es un queso de vaca. Podéis añadir, a vuestro gusto, alguna especia, pero esto se saldría de los cánones de los spaghetti carbonara clásicos.

Preparamos unos huevos con queso de oveja y especias - La mesa del Conde
Preparamos unos huevos con queso de oveja y especias – La mesa del Conde

6.- Con la pasta casi cocida, sacamos los spaghetti de la olla y nos reservamos un poco de caldo de cocer la pasta. La pasta la añadimos a la sartén donde está la panceta y mezclamos. Si está muy seco, podemos ir añadiendo poco a poco este caldo que hemos reservado para poner la pasta en su punto de cocción a vuestro gusto. Entendemos que hay quien le gusta la pasta cotta.

Sacamos la pasta antes de finalizar de cocer y lo llevamos a la sartén - La mesa del Conde
Sacamos la pasta antes de finalizar de cocer y lo llevamos a la sartén – La mesa del Conde

7.- Unos segundos antes de llegar al punto final de la cocción de la pasta, retiramos de la fuente de calor la sartén y añadimos los huevos batidos con el queso y las especias que hayas querido añadir. Y toca remover con cariño, pero envolviendo bien toda la pasta. Al estar fuera de la fuente de calor, el huevo no iniciará (o lo hará muy poco) a cuajar, creándose una crema deliciosa.

Sin calor, mezclamos los huevos batidos con la pasta - La mesa del Conde
Sin calor, mezclamos los huevos batidos con la pasta – La mesa del Conde

Emplatamos en un plato hondo, para conservar el calor de la pasta y decoramos con buena pimienta negra recién molida. Hay quien le da un toque de color con alguna hoja de perejil o hierbabuena, pero es puramente decorativo. Si se quiere, se ofrece más queso en la mesa.

Emplatamos y añadimos pimienta negra recién molida - La mesa del Conde
Emplatamos y añadimos pimienta negra recién molida – La mesa del Conde

Propuesta de armonía

Y como ya tenemos nuestros Spaghetti carbonara originales, pues os proponemos un vino fresco y afrutado, los blancos y rosados son perfectos, pero no desprecies a un tinto joven bien elaborado, como los vinos de la DOP. Sierra de Salamanca de la variedad Rufete.

Propuesta de armonía para los Spaghetti Carbonara originales - La mesa del Conde
Propuesta de armonía para los Spaghetti Carbonara originales – La mesa del Conde

Pero en esta ocasión, nos hemos dejado seducir por un rosado sorprendente de la DOP. Jumilla de Bodegas Salzillo, el Hispanis Rosè; un rosado pálido, pero con mucho sabor. Delicioso.

Vídeo receta de estos Spaghetti Carbonara originales

Aunque esta receta está hecha buscando la pureza de la receta original romana, os vamos a recordar que podéis innovar si os apetece. Aunque hemos querido dejar claro cuál es receta real en esta publicación. Y para que os sea rápido y sencillo, aquí os dejamos el vídeo de la receta.

Y sabéis, ayudadnos si os ha gustado dejándonos un “me gusta” en YouTube, nos permite llegar más lejos. Y por supuesto, podéis dejarnos sugerencias y comentarios en el mismo sitio. Y si os gusta este contenido, no olvidéis suscribiros a nuestro canal de recetas, gastronomía y vinos de La Mesa del Conde.
 
 
Y sin más, animaros a usar esta receta totalmente original, sabrosa y delicada. Veréis que es muy fácil, rápida y sabrosa.
 
¿Y vosotros? ¿Aún seguís pensando en usar nata en una carbonara? ¿Cómo os gusta más preparar un plato de pasta? Dejádnoslo saber en los comentarios.

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Buscador